La mayoría no VENDERÍA su alma por ninguna cantidad de dinero, pero muchos la DESPERDICIAN día a día

(Ps. Alonso Montenegro)